25 de marzo de 2013

Existe ya una pastilla para dejar de beber




¿Cuántas veces has jurado y perjurado que nunca más volverías a probar un trago de alcohol? Seguramente tantas que, Scarlett O'Hara a tu lado es una aficionada a los juramentos sagrados. Seguro que más de una vez la temida resaca te ha hecho odiarte a ti mismo por haber bebido más de la cuenta y has decidido que ya es hora de aflojar un poco el ritmo. Eres capaz de cambiar el chip y decir no a invitaciones y cócteles varios. Sin embargo, no siempre es el caso. ¿Cómo controlar el consumo de alcohol cuando se ha cruzado el umbral de la adicción? Los alcohólicos tienen por delante un largo camino por recorrer en el que las recaídas suelen ser habituales y la dependencia acecha constantemente. Hace unas semanas hemos conocido que un nuevo medicamento podría ayudarles a superarlo. Veamos en qué consiste. 

Una pastilla para dejar de beber
La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha dado luz verde a un nuevo producto que promete revolucionar las terapias para alcohólicos. Los resultados de "Alcohólicos Anónimos" palidecerán al lado de los que promete un fármaco que servirá para reducir el consumo en pacientes con dependencia alcohólica. Los responsables de tal hito son los laboratorios Lundbeck y el medicamento se comercializará bajo el nombre de "Selincro". Al parecer, en los ensayos clínicos realizados en 2.000 pacientes se ha apreciado una reducción más que sensible en la ingesta de alcohol en un 60% de los enfermos tras seis meses de tratamiento. Con anterioridad se había puesto a la venta el Vivitrol, una inyección de naltrexona de carácter mensual que no había obtenido licencia en Europa. Por eso la llegada del "Selincro" es tan importante. 

Otras medidas para superar el alcoholismo
A la espera de que llegue este medicamento a las farmacias europeas (prevista para el 2013 en general y el 2014 en España), el tratamiento para el alcoholismo sigue muy ligado a la terapia psicológica para afianzar la abstinencia. Es importante que el paciente cuente con el apoyo firme de su círculo inmediato, pues el proceso es lento y duro. Aunque, sin duda, la mejor forma de evitar las consecuencias de este grave problemas de salud pública es controlar el consumo que hacemos del alcohol. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación