14 de febrero de 2014

Hombres homosexuales jóvenes, los más afectados por las ETS


El 14 de febrero se celebra el día europeo de la salud sexual. Las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) son infecciones producidas por microorganismos (bacterias, virus, protozoos o ectoparásitos) que se transmiten preferentemente por vía sexual. Hablamos del VIH, gonorrea, sífilis, herpes genitales o en el caso específico de los hombres, la balanitis o uretritis. El problema es que con frecuencia son asintomáticas, es decir, no percibimos ningún signo de ellas en nuestro cuerpo, al menos al principio, y ahí reside su gran peligro, de no diagnosticarse y tratarse, pueden causar daños graves a largo plazo: infertilidad, ceguera, daños a órganos o cáncer, entre otros. El 30% de las personas con ETS desconocen que están infectadas. Es el primer dato alarmante que nos encontramos cuando analizamos las estadísticas, aunque no es el peor.

La cifra más sangrante en España es el aumento  de las ETS en hombres jóvenes. Según los datos de la Clínica Sandoval, pionera en la cura y tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual, el aumento de las ETS entre la población comprendida entre los 13 y los 20 años ha sido de un 9% en los últimos seis años.

Un dato que parece difícil de creer cuando los hombres jóvenes tienen más acceso a la información sexual que nunca y la mayoría conocen cómo prevenir las enfermedades sexuales, simplemente es como si hubieran perdido el miedo.

Seguimos recopilando cifras, otro sector de la población que es especialmente afectado por las ETS es el colectivo gay. Los hombres homosexuales de entre 20 y 35 años son los más afectados por las enfermedades de transmisión sexual en España. El 89% de VIH, el 83% de gonorrea, el 91% de sífilis y el 55% de clamidia diagnosticados en 2010, se dieron en hombres que habían tenido sexo con otros hombres.

Los tres consejos médicos para tratar las ETS son claros: prevenir, diagnosticar y tratar. En el caso de las enfermedades de transmisión sexual esto es especialmente importante. Muchas, enfermedades de origen bacteriano como la gonorrea o la uretritis se pueden curar de manera directa con antibióticos. En el caso de la balanitis, causada por un hongo, se puede atajar con la simple toma de un antifúngico. Los síntomas pueden ser tratados fácilmente hasta hacerlos desaparecer.

En la semana en la que se celebra el día europeo de la salud sexual debemos ser conscientes del peligro de estas enfermedades de transmisión sexual y saber que existen medios reales para combatir este tipo de enfermedades. Hoy en día se puede incluso recurrir a internet para recibir un tratamiento médico de manera anónima y discreta, hay clínicas online  que tratan las ETS. Sea cual sea nuestra elección, debemos ser responsables y evitar el contagio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación